Sígueme

martes, 3 de marzo de 2015

Si me lo permites

Si me lo permites, besaré tu boca, robaré tu mirada, acapararé tu alma.
Si me lo permites, abrazaré tus sueños, te llevaré al cielo, caminaré contigo.
Si me lo permites, soñaré instantes, alejaré el olvido, construiré caminos.
Si me lo permites, amaré tu instinto, te amaré con delirio, con la locura única del deseo.
Si me lo permites, tomaré tu mano, añoraré nuestra vejez, repetiré nuestro primer encuentro.
Si me lo permites, te pido que no te vayas, descifra mi mirada, quédate aquí a mi lado.
Si me lo permites, te pido que me abraces, siente mi respirar.
Si me lo permites, quiéreme sin medida.
Eres la medida exacta en mi cuerpo, como el vino añejo, como el deseo ajeno.
Eres pecado, eres bendición, eres tentación, eres veneno.
Suspiro y verso eres tú; verbo tu cuerpo, puro tu amor.
Si me lo permites, besaré tu boca, robaré tu mirada, acapararé tu alma.